SIGUENOS:

Municipio de Caguas operará el próximo año fiscal con $24.5 millones menos sin recortar jornada laboral ni afectar servicios esenciales

La Administración Municipal adoptará medidas que le permitan allegar los fondos que perderá a consecuencias del Plan Fiscal del Gobierno Central

Por: José Javier Aponte Parsi / Redacción La Semana

El Alcalde del Municipio Autónomo de Caguas (MAC), William Miranda Torres, informó que el próximo año fiscal el MAC operará con un presupuesto consolidado que asciende a $148.1 millones, esto representa una reducción de $24.5 millones o 14.2% si se compara con el del año anterior.

Explicó que el presupuesto contiene $91.6 millones del fondo general, $11.1 millones menos que el año anterior y $54.9 millones de fondos especiales. “A pesar del difícil panorama fiscal que atraviesa el país, nuestro presupuesto no contempla reducción de jornada, despido de empleados públicos, ni cobro del servicio del recogido de basura a la ciudadanía”, indicó el Primer Ejecutivo Municipal.

Miranda Torres fue enfático al destacar que el Plan Fiscal del Gobernador “le asesta un duro golpe a las finanzas municipales. Sin presentar más opciones, el Gobierno está llevando los municipios al colapso”. Mencionó por ejemplo, que el Municipio de Caguas, tiene $26 millones secuestrados en el Banco Gubernamental de Fomento, y la reducción de $350 millones de los mal llamados subsidios implicaría $8.5 millones menos en el presupuesto del ayuntamiento. Para enfrentar esta situación, el Alcalde resaltó los esfuerzos que ha hecho su administración para el control de gastos. Una de estos mantiene por debajo del 42% del presupuesto del fondo general la inversión en salarios y beneficios a los empleados municipales, los cuales a su vez no excederán los 1,310. Además, mediante orden ejecutiva se dispuso una política pública de disciplina fiscal para evitar los gastos innecesarios que incluye la reducción de entre un 10% y 50% en la mayoría de las partidas de gasto general, entre otros conceptos.

De otra parte, en caso de que las finanzas municipales no estén en condiciones para pagar beneficios a los empleados municipales, el bono de navidad se reducirá a $800 y se podría eliminar, parcial o totalmente, el pago de los excesos de las licencias de vacaciones y enfermedad. “Esto no implica la eliminación del bono de navidad. Por el contrario, aun en el peor escenario fiscal este beneficio será de $800”, reafirmó Miranda Torres.

Para hacerle frente al presente panorama fiscal, además, la Administración Municipal aprobó una Ordenanza Municipal que autoriza al Alcalde a emprender acuerdos de colaboración convenios, contratos para la prestación de todo tipo de servicios, disponer tarifas y costos por la prestación de los mismos, efectuar negociaciones con empresas privadas para la reducción de costos de suministros y servicios, autorizar destaques de personal y cualquier otra medidas para promover una disciplina fiscal. Mediante esta ordenanza se faculta al Alcalde a nombrar un Consejo Intermunicipal de Asesoramiento compuestos por alcaldes y funcionarios designados por la finalidad de reducir gastos y prestar servicios de forma conjunta. “El enorme golpe que el gobierno central y la Junta de Supervisión Fiscal le ha dado a los municipios impactará seriamente los servicios básicos que brindan los municipios, lo que representa una amenaza a nuestra calidad de vida si no se toman medidas alternas y arriesga el ambiente de estabilidad de nuestra Ciudad que, con tanta creatividad, perseverancia y eficiencia hemos alcanzado. Lo significativa que resulta la pérdida de estos ingresos, a tan poco tiempo para elaborar un presupuesto, obliga a procurar nuevas fuentes de ingreso para minimizar los impactos, tan urgente como para el año fiscal próximo”, subrayó Miranda Torres.

Para complementar las estrategias de control de gastos establecidas, proteger la estabilidad financiera de la Ciudad y evitar el deterioro de la Ciudad, el Alcalde mencionó también que a partir del 1 de julio próximo, entre otras medidas, se implementará la Aportación Empresarial Municipal (AEM), que será una medida temporera y justa para recaudar fondos municipales adicionales. Mediante la misma, aquellas empresas que paguen patente en el Municipio, con un volumen de negocio de $3 millones o más harán una aportación equivalente al .35% del volumen de negocio. A modo de poner en contexto, esta aportación significará para las empresas 35 centavos por cada $100. Las instituciones educativas acreditadas por el Consejo de Educación de Puerto Rico estarán 100% exentas del pago de la AEM. El 60% de los ingresos que genere la AEM serán depositados en un Fondo Especial destinado exclusivamente al mantenimiento de áreas verdes, calles, caminos e infraestructura, así como de facilidades recreativas, escuelas y otros esfuerzos de conservación ambiental. Mantener en buen estado las áreas y vías que conducen y brindan acceso al trabajo, a los centros educativos y de salud, a los centros comerciales y a negocios, así como a los lugares de recreación y esparcimiento son parte de los servicios esenciales y prioritarios del Gobierno Municipal de Caguas. El restante 40% de los ingresos de la AEM serán transferidos al Fondo General, para otros servicios a la ciudadanía.

Para no desalentar la productividad de las empresas, en la fórmula para calcular la AEM, la variable “volumen de negocio” estará sujeta a los siguientes ajustes: se establecerá un tope basado en el volumen de negocio generado durante el Año Natural 2016 (Año Base) y se descontará de dicho tope cualquier incremento en el volumen de negocio o mayor producto que se genere durante los años subsiguientes. Además, es importante recordar que tanto el comercio como la industria pueden deducir contribuciones y arbitrios municipales en sus planillas de contribución sobre ingresos.

Miranda Torres agregó que como parte del proceso de aprobación de la medida se propuso a la Legislatura Municipal que la misma sea sometida a revisión, si la Asamblea Legislativa a nivel del Gobierno Central implantara alguna otra medida que aplique de manera generalizada a todos los municipios y cuyo rendimiento sea equivalente a los recaudos que se estima obtener a través de la AEM.

El Alcalde destacó que “la realidad vivida por los ayuntamientos alrededor del País es la consecuencia del Plan Fiscal del Gobernador de Puerto Rico, avalado por la Junta de Control Fiscal. Las medidas que hemos tomado los alcaldes son el resultado de la política pública del Gobierno Central de ver a los municipios como los responsables del problema fiscal y no como los primeros en la línea a la hora de prestar servicios a la ciudadanía”.

“Mi Administración Municipal se adelantó a los tiempos y se preparó para enfrentar esta crisis fiscal. Desde hace varios años venimos tomando medidas de control de gastos y de disciplina fiscal, entre las que se encuentran, en el 2014-2015, una ventana de retiro temprano e incentivado que resultó en una economía millonaria. Lo que hacemos hoy es un paso más en ese camino que nos permitirá a todos los sectores de nuestra ciudad, juntos, pasar esta crisis y nos brindará las herramientas para proteger el ambiente para la inversión y el progreso. Esto nos colocará en mejor posición para mantener la infraestructura y los servicios a la ciudadanía”, culminó diciendo el Alcalde de Caguas, William Miranda Torres.